jueves, 23 de junio de 2011

Buscando a Roberto

Roberto Sánchez estuvo federado con el grupo de montaña ELT hace algún tiempo. Participó en varias salidas como la subida al Aneto, Peireget y Punta Espata.

Varias personas de ELT han participado en su búsqueda: Marco Lahoz, Carlos Langa, Carlos Sevil, Daniel Elvira, Edurado Turmo, Juan Bretos y Marcos Pardillos.

Gracias a todos ellos.



---------------------------------------
Circular emitida por la organización de la busqueda:
18 de Junio de 2011

Búsqueda de Roberto Sánchez en la cara norte de La Tuca, en Peña Montañesa

La cara norte de La Tuca, un espacio relativamente reducido, pero de muy difícil orografía. Después de bastantes días de búsqueda, por parte de la Guardia Civil y sus amigos, trabajamos con la siguiente hipótesis de lo que pudo ocurrir el día 23 de abril en el que, después de unas llamadas de Roberto al 112, ya no se ha podido contactar con él de ninguna manera.
Roberto sale del Monasterio de San Victorián, (12 h), y sube por la normal a La Tuca, posiblemente tomando un arranque desde la senda en diagonal, lo que hace que llegue a la cima rápido (en 2h. 5 min.). Ha subido con niebla mucho rato del camino. Por teléfono, reconoce que tiene dudas sobre si es la cima de Peña Montañesa o no; por eso, y por el tiempo transcurrido desde su salida, pensamos que tuvo que hacer cima en La Tuca. Quizá prosiguiese un poco por el espolón de la cumbre en dirección a la Peña, para ver si en efecto era la cumbre. En todo caso, llama a Pilar y le dice que va a bajar. Las llamadas que hace más tarde se reciben desde el repetidor de Tella, por lo que se supone que debió de coger la ladera norte para bajar.
Baja por una canal, sin problemas, hasta que llega a una pedriza. Comprende que va por otro camino distinto al que ha empleado en la subida. “No he bajado por ningún camino ”. Quizá, al encontrarse con una pequeña trocha-sendero que existe en la cara norte, “tira a la derecha ”… pero este sendero se pierde muy pronto, y seguiría bajando.
Baja por “una canal-barranquera ” y llega a un punto en el que se topa con un cortado de unos 50 metros. Hasta este punto ha tardado 1 h y 30 min. desde la cima. No puede seguir. Hay cobertura de telefonía móvil aunque mala. Llama al 112 y dice que ve “una pista con dos todoterrenos ”. Indica, con ciertas dudas, que ve un sitio, a su derecha, por el que “a lo mejor se atreve a seguir ”.
Lloviznea, hace fresco. Parece que Roberto se mueve. Quizá intentó avanzar por los laterales de la canal o subió, retrocediendo sobre sus pasos. Pudo meterse en algún sitio difícil. Quizás en ese punto ya no tenía cobertura, y no pudo avisar. Podrían haberse producido dos situaciones:
1) Se cae, se golpea y queda caído en un lugar muy escondido, entre arbustos espesos o ramajes, en alguna grieta, etc.
2) Se cobija en una oquedad o grieta para guarecerse y pasar la noche.
Esa noche nieva suavemente en la cumbre y llueve; en el ambiente hay mucha humedad. Hace frío, (probablemente bajó la temperatura hasta unos 2-3º C), y lleva poca ropa de abrigo. No supera la noche y queda en el hueco-oquedad.
El helicóptero de la Guardia Civil, cuando llega esa misma tarde al hacerse de noche, le llama al móvil pero no contesta y desde el helicóptero no se le ha visto en ninguno de los numerosos días de rastreo aéreo.

INDICACIONES ÚTILES PARA LA BÚSQUEDA
I. No arriesgar en ningún momento de la búsqueda. Tenemos un problema y no debemos tener ninguno más. El terreno es muy empinado, y presenta muchos resaltes, destrepes cortos o cortados. Hay que extremar la precaución al destrepar. Es preferible asegurarse si existe riesgo de caída. Extremar la precaución en los rapeles. Por lo general hay buenos árboles que son buenos puntos de amarre con cintas para iniciar los rapeles, pero no sucede así en todos los casos por lo que también es recomendable llevar algunos clavos.
II. Roberto iba vestido con un chubasquero rojo, un pantalón negro y llevaba una mochila negra con tiras de color amarillo.
III. Buscar cualquier posible hueco u oquedad, grieta o entre arbustos y ramajes en donde puede haber quedado oculto, en los laterales de los caminos obvios de descenso. Pudo hacer travesías horizontales para buscar otras salidas.
IV. Fijarse en posibles desprendimientos de piedras, etc.
--------------------------------------------------------------------------------