lunes, 9 de julio de 2007

Salida Pico Borreguil de la Cuca

..Video pico Borreguil de la cuca (Canfranc)..






Probablemente debido a estas fechas en las que las vacaciones estivales nos comprometen a otros asuntos familiares, en la mañana del domingo 8 de julio nos juntamos 7 montañeros con el objetivo de crestear por el entorno del Pico del Águila en Canfranc. Realmente lo hicimos desde el collado de Estiviellas hasta el pico de Borreguil de la Cuca (2096m) dejando algo más al fondo el Pico del Águila (1972m).

Sobre las 9.30 nos dirigimos al punto de partida que tiene lugar justo detrás de los apartamentos de arañones de Canfranc, el sendero discurre por un frondoso bosque de alta montaña.



Después de pasar la conocida fuente del burro y los tres miradores del barranco de Estiviellas, el bosque retrocede para dar paso a barrancos y pastizales, a esta altura y con un dia soleado con rachas de viento, tomamos dirección hacia el paso del sarrio, no siendo necesario llegar al refugio que se encuentra en el collado, antes, giramos a la derecha para salvar el fuerte desnivel del collado de Estiviellas.





Después de algún paso algo comprometido por la inestabilidad de las piedras y el fuerte desnivel alcanzamos el collado por su parte sur, para seguidamente alcanzar el pico Borregil de la Cuca.








La ascensión es una continua subida llegando a superar los 850m de desnivel, este esfuerzo es gratamente recompensado por el placentero paseo por este entorno y las vistas desde el pico. Podemos contemplar muy cerca de nosotros, Aspe, Moleta, Collarada, Anayet, y el omnipresente Midi.


La bajada la encaminamos por la zona norte. Hay que prestar especial atención, ya que, los caminos que literalmente labraron por la fuerte pendiente hace 100 años cuando repoblaron estas laderas como medida de anti-aludes, aparecen y desaparecen.

Después de perder algo de altura hay que buscar un pequeño claro y girar bruscamente hacia el sur para retomar el barranco de Estiviellas, no es aconsejable introducirse por el bosque.



La flor de las nieves (edelweiss), que como especie protegida que es, nos deleitó simplemente con su presencia.