jueves, 8 de octubre de 2015

GMELT en refugio Sarradets, Brecha de Roldán y Pico Taillón

Post editado por : Marco Lahoz.

Los días 26 y 27 de Septiembre de 2015, el Grupo de Montaña ELT hemos ascendido entre Francia y España a uno los refugios y lugares emblemáticos del Pirineismo y al Pico Taillón de 3.144 m.

Acher y Carlos Sevil, Alberto y Javier Arilla, Jesús Ángel Giménez Clavería, Marta Forcén, Iván Cid, Antonio Cuadra, Javier Milla, ChakirAnbar, Pilar Ramiro y Javier, Juan José González Méndez, Marco Lahoz, Cristobal Simón, Juancho, Carlos y Nicolás Guadalfajara, compartimos momentos duros y emocionantes en la subida.


Unos pocos subieron desde Bujaruelo (1.338 m) –Chakir y Juanjo- y los demás lo hicimos desde el Col de Tentes (2.208 m)

El tiempo ya azaroso dada la época nos respetó. Comenzando a primera hora de la tarde del sábado, llegamos al refugio francés a tiempo para el 2º turno de cena. Nos tocó hacer como que dormíamos en una habitación de 30 personas. Risas, sonidos y perfumes varios, incluidos.


Al amanecer y tras un frugal desayuno dejamos a unos pocos cuidando de la base para emprender camino a nuestro objetivo.


El arranque hacia la Brecha es abrupto, inmediato, pendiente, lleno de piedra suelta, hasta que alcanzamos un primer balcón. Pisando el único nevero permanente del recorrido vamos tomando altura, hasta alcanzarla y hollar España.

A ras de las paredes nos aproximamos a la falsa Brecha y el Dedo, que rodeamos con cuidado al ser el paso muy aéreo y estar jalonado de la nieve caída dos noche atrás y helada por la baja temperatura. El viento gélido enfría nuestras caras.

Llegamos a 3.000 metros y nubes amenazantes empiezan a formase sobre el Valle de Ordesa.

Finalmente culminamos el Taillón y nos felicitamos de haberlo hecho en menos de 2 horas desde la partida.

Fotos de grupo, del hermoso paisaje que nos rodea y vence fronteras. Y, como no, la ceremonia de nombramiento de Señora y Caballeros de los 3.000.


Tras reponer fuerzas e hidratarnos, emprendemos camino de regreso. Pasando de nuevo el Dedo y la Brecha, llegamos resbalando pedriza abajo hasta el refugio, donde almorzamos “commeilfaut”.



Ya comenzando nuestra última travesía, uno de los componentes tiene un leve accidente que afronta con valentía y el apoyo del grupo. Llegamos a los coches y cada mochuelo regresa a su olivo.
Ha sido un fin de semana intenso, pleno de emociones y aventuras que ya estamos deseando repetir de nuevo.
Hasta pronto montañas hermanas.

Por: Marco lahoz

Ahí va el vídeo....