lunes, 8 de octubre de 2007

Técnica. Progresión Invernal con Crampones

La información recogida en estas páginas no constituye en si misma formación suficiente para la práctica de montañismo y alpinismo, pretende dar a conocer nociones básicas que ayuden a introducirse en este apasionante deporte. Busca siempre instrucción profesional, consulta las condiciones climatológicas y revisa el estado de tú material.

Emplea siempre el sentido común.
La mayoría de los accidentes ocurren por riesgos innecesarios


Progresión con crampones



Caminar con crampones no tiene mucho misterio, pero presta constantemente atención a lo que haces con tus pies y mantenlos bien separados para evitar enganchones con las puntas, en las polainas o los pantalones.

La primera prevención es tener el juicio suficiente como para ponerse los crampones cuando son necesarios, esto es tan obvio que parece una broma, pero muchos accidentes tienen como protagonistas a montañeros que resbalan con sus flamantes crampones... en la mochila.

Sed precavidos, y poneos los en un lugar cómodo, antes de llegar a un sitio comprometido o empinado. Los crampones deben ir a mano y regulados a las botas previamente.

La ascensión



Técnica de los PIES PLANOS.
Se utiliza en pendientes suaves y se basa en mantener los pies planos a la pendiente con todas las puntas en contacto con el hielo.

Un buen escalador siempre busca clocar los pies planos hasta en la escalada mas vertical

Técnica de los pies planos según inclinación.



Técnica FRONTAL
Utilizada en pendientes de elevada inclinación . Una bota rígida es vital para esta práctica.


Técnica MIXTA.
Es una combinación de las dos anteriores, un pie avanza en técnica frontal y el otro plano, en posición perpendicular con respecto al primero. Es estable y segura.

El descenso


Técnica DIRECTA.


Técnica FRONTAL
Para pendiente fuertes. No suele ser usual pero podría necesitarse para un destrepe. Es una técnica comprometida.



Encordarse


En pendientes de nieve dura solo hay dos opciones:

- o se sube sin cuerda,
- o se usa la cuerda y se colocan anclajes capaces de frenar una caída.

Subir sin cuerda : La seguridad es aquí una cuestión que depende totalmente de la capacidad técnica del individuo. Para lo que alguno puede ser una locura para otro puede ser un paseo. Si se usan correctamente las herramientas, escalar sin cuerda hasta cierta dificultad es tan seguro como con ella, ya que, el piolet puede ser un autoseguro constante.

Subir con cuerda y anclajes: Si no te sientes seguro sin cuerda, no lo dudes, encuérdate a tus compañeros. Se puede optar por subir escalando simultáneamente con seguros intermedios o escalar a largos montando reuniones.

Una pendiente fácil de nieve dura hasta unos 45º donde los crampones muerden de forma óptima sin esfuerzo, puede ser escalada con seguridad sin cuerda por escaladores con cierta práctica. A partir de aquí, si la pendiente se empina se puede optar por la escalada simultánea con seguros o escalar a largos. La cuerda puede llevarse desplegada desde el principio para no tener que pararse a encordarse en un lugar incómodo; la puede llevar un escalador desplegada tras de sí y los demás desatados. En caso de tener que atarse, lo pueden hacer rápidamente mediante mosquetones de seguridad en el arnés (dos mosquetones). Si la pendiente vuelve a tumbarse, se pueden desatar de nuevo fácilmente